Schaeffler DuraSense aumenta la disponibilidad de los equipos mediante la motorización automática del estado del lubricante

Con Schaeffler DuraSense ofrecemos una solución única de monitorización del estado de lubricación de los sistemas de guiado lineal con recirculación de bolas y rodillos. DuraSense compara los valores teóricos con los valores reales de lubricación para detectar alteraciones en el marco de las mediciones periódicas establecidas. Así el sistema podrá activar una señal en cuanto registre, en una primera etapa, una desviación del valor teórico. Esta señal se puede utilizar para controlar los lubricadores automáticos, como los de la serie CONCEPT. Durante la siguiente medición, DuraSense verifica si el lubricante ha llegado al sistema lineal. De este modo, podemos detectar si existen problemas entre el lubricador y el sistema de guiado lineal, por ejemplo, una obstrucción de los conductos o fugas.